Falsas ideas sobre el maltrato animal

Aproximación y análisis de los más populares argumentos en favor del abuso hacia los animales.

Corridas de toros, riñas de gallos, peleas de perros, experimentos... Estas y otras actividades hechas en nombre del arte, la cultura, la ciencia y hasta la culinaria son llevadas a cabo por humanos hasta donde nos lleva la memoria. En los actuales días de cambios frenéticos, las controversias entre los humanos sobre si debemos continuar en la misma dirección o abolir ciertas tradiciones son cada vez más debatidas. ¿Los animales tienen derechos? ¿Sufren como nosotros? ¿Deben ser protegidos por la ley? ¿Se abolirá algún día el consumo de carne?

El maltrato hacia los animales es el trato que causa algún tipo de sufrimiento a los animales (no humanos). Este maltrato puede ser directo (también llamado premeditado) o indirecto (conocido también como involuntario).

El maltrato directo o premeditado se da cuando de manera voluntaria, intencional, maltratamos a un animal causándole daño físico y/o emocional, ya sea con golpes, amenazas constantes, tortura, mutilaciones o cuando deliberadamente lo privamos de sus necesidades básicas como la alimentación, la ingesta de agua, la movilidad, etc.

El maltrato indirecto o involuntario ocurre la mayoría de las veces por descuido, cuando sin proponernos realizamos acciones que los lastiman. Por ejemplo: Tenemos un gran apego por nuestra mascota pero la mantenemos cautiva en un apartamento pequeño con condiciones de salubridad desfavorables. Cuando la alimentación es inadecuada o insuficiente por nuestra falta de disponibilidad económica o de tiempo. Cuando nos olvidamos de vacunarla, de asearla. Cuando la dejamos bajo el cuidado de personas no aptas para esta tarea…

Recordemos que tener una mascota es como tener un niño que nunca pasa de los 3 años de edad. Una mascota nos proporcionará de 10 a 20 años de alegrías y cariño, pero también cierto grado de responsabilidad, dependiendo de la especie que tengamos bajo nuestro cuidado. Ellos necesitan ser alimentados, no lo hacen solos, necesitan esparcimiento, paseos, chequeos médicos, aseo. Mientras un hijo humano se va haciendo independiente con el paso de los años, nuestras mascotas necesitarán de nosotros para todos estos menesteres hasta el final de sus días.

Y qué pasa con aquellos animales que no viven en una casa pero que son utilizados por los humanos para otras actividades? Actividades como la cría y levante con fines alimenticios, la tracción de vehículos, el entretenimiento, la investigación médica, las supersticiones…

Siempre nos hemos valido de los animales para diversos usos desde que los cazamos para alimentarnos hasta que empezamos a domesticar lobos; nuestra relación con los animales siempre ha sido tan intensa y accidentada como las relaciones sociales entre nosotros. Llena de amores, odios, frustraciones, esperanzas, mezquindades… Los animales están aquí antes que nosotros, hemos cambiado de manera irreversible su hábitat. Estamos en el derecho de subsistir como especie, tenemos un poder de discernimiento y conciencia que ellos no poseen, y al igual que un superhéroe de cómic tener ese poder conlleva no sólo la posibilidad de usarlo, sino una gran responsabilidad.

Analicemos los argumentos más comunes esgrimidos por quienes legitiman la tortura a los animales:

“Se quejan por el maltrato animal pero muy bien que se comen el pollito, el churrasco y el chicharrón.” Dando a entender que quienes luchan por la defensa de los animales son hipócritas.

Este argumento falla al revolver dos asuntos que, aunque suelen estar relacionados, son diferentes: El sufrimiento animal y el consumo de carne. La verdad es que no hemos podido replicar eficientemente las propiedades alimenticias de las proteínas animales. Así que, por el momento, el sacrificio de animales con fines alimenticios es necesario para tener una alimentación balanceada. El problema radica en el trato que se les da a los animales y en los métodos de sacrificio. Podemos darle a un animal una existencia tranquila y un sacrificio lo más indoloro posible sin que eso restrinja nuestros hábitos alimenticios. ¿Sólo porque nos gusta el churrasco tenemos la excusa para maltratar a una ternera y matarla de manera sádica y dolorosa?

 “Siempre ha sido así, es natural que una especie deprede o utilice a otra especie.”

Es cierto, es natural, hay varios casos documentados en la naturaleza sobre especies que utilizan a otras como ganado y que las torturan antes de comerlas. Millones de animales sufren diaramente muertes dolorosas causadas por sus depredadores. Lo curioso de este tipo este argumento es que lo utilizamos cuando lo creemos conveniente. También son naturales las guerras tribales, los actos de incesto y el canibalismo, pero por razones obvias no vemos con buenos ojos este tipo de comportamientos y procuramos desterrarlos de la sociedad. También se dan casos en que algunas especies se asocian con otras sin causarse daño mutuo, pero este tipo de comportamiento no sirve para justificar el maltrato, ¿cierto?

“Sólo los humanos pueden ser sujetos con derechos, los animales no tienen conciencia de sí mismos, como no saben que tienen derechos, sencillamente no los tienen.”

Esto implicaría que algunos humanos con serias deficiencias mentales que les impiden tener conciencia de sí mismos y de sus derechos quedarían por fuera del derecho al momento de recibir un trato respetuoso. Si ante este argumento se responde que la gran diferencia es que una persona mentalmente discapacitada es un ser humano, entonces no estamos hablando de la capacidad de conciencia del individuo, estamos hablando de que pensamos al ser humano más digno de consideración sólo por ser miembro de nuestra clasificación genética y biológica, en otras palabras nos creemos mejores que los animales o en el mejor de los casos, apelamos a que tenemos que protegernos porque eso ayuda a mantener nuestra supervivencia como especie; lo cual, a su vez, implicaría que una persona incapaz de formar su forma familia y transmitir sus genes sería inmerecedora de respeto.

 “Dios le dio a los hombres dominio sobre el mundo y sus criaturas. Lo contrario es una herejía, una violación al orden natural de las cosas.”

El solo hecho de ser teológica destruye a esta premisa. Los argumentos religiosos han demostrado no ser de utilidad al momento de resolver dilemas morales. Recordemos que los esclavistas defendían su derecho a tener esclavos citando pasajes bíblicos, lo mismo hacen los homofóbicos en la actualidad. La ética, como producto de la reflexión sobre conductas morales, desde lo secular, es lo que ha permitido a la humanidad conseguir sus precarios triunfos por medio de la legislación contra injusticias y malas costumbres como el racismo, la homofobia, la esclavitud, la pederastia, el bullying y un largo etcétera. La lucha contra la crueldad hacia los animales es sólo otro esfuerzo en nuestro afán por construir una sociedad mejor.

 “Los animales no sufren como nosotros, a veces ni se quejan.”

Esto es cierto en parte, algunos animales tienen mayor tolerancia al dolor que los humanos, pero ello no implica que no sufran. Otros animales tienen menos terminales nerviosas, pero no los convierte en máquinas insensibles. Al igual que nosotros, el dolor les sirve a los animales para desarrollar el miedo y alejarse del peligro, empero es una experiencia desagradable que los animales (incluyendo a los humanos) preferimos evitar.

"Hay cosas mucho más graves por qué preocuparse: niños con hambre, guerras, contaminación..."

Esta es otra forma de distraer la atención enfocándola en asuntos diferentes. Hay más de seis mil millones de habitantes en este mundo. Gran parte de esas personas no se preocupan por los niños, ni por la violencia, ni por muchos otros graves problemas. Nunca serán muchas las ayudas bienvenidas para combatir todos estos líos propios de nuestra naturaleza, pero esto no impide que existan personas preocupadas por acabar con la tauromaquia, los sacrificios dolorosos y todo tipo de abuso contra los animales, una cosa no excluye a la otra.

Causar sufrimiento innecesario a un animal es tan reprobable como cualquier otro acto de barbarie. Considerar que las anteriores excusas (y otras que tal vez haya pasado por alto) valen para causar dolor, crean un manto de sospecha sobre las verdaderas motivaciones de los defensores de estas prácticas. ¿Habrá algún tipo de sadismo detrás? Cada quien hará su propio auto-examen ético a fin de justificarse.
Nombre

Política,1,Religión,1,Sociedad,2,
ltr
item
Así es Colombia: Falsas ideas sobre el maltrato animal
Falsas ideas sobre el maltrato animal
Aproximación y análisis de los más populares argumentos en favor del abuso hacia los animales.
https://4.bp.blogspot.com/-OCrMtOI1aOo/VNrQypJBPZI/AAAAAAAADsQ/E8xGgE2ww7E/s1600/maltrato-animal-crueldad-abuso-sufrimiento-dolor.jpg
https://4.bp.blogspot.com/-OCrMtOI1aOo/VNrQypJBPZI/AAAAAAAADsQ/E8xGgE2ww7E/s72-c/maltrato-animal-crueldad-abuso-sufrimiento-dolor.jpg
Así es Colombia
https://asi--es--colombia.blogspot.com/2015/02/maltrato-animal.html
https://asi--es--colombia.blogspot.com/
https://asi--es--colombia.blogspot.com/
https://asi--es--colombia.blogspot.com/2015/02/maltrato-animal.html
true
7853932704659907560
UTF-8
Todas las entradas cargadas Ninguna entrada encontrada Ver todo Leer más Reponder Cancelar repuesta Borrar Por Inicio Páginas Entradas Ver todo Recomendado para ti Etiqueta Archivo Búsqueda Todas las entradas Nada coincide con sus criterios Regreseo a inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic Ahora mismo hace un minuto hace $$1$$ minutos hece 1 hora hace $$1$$ horas Ayer hace $$1$$ días hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas Seguidores Seguir >Este contenido es Premium Comparte para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos fueron copiados a tu portapapeles El texto no se puede copiar. Por favor, [CTRL]+[C] (ó CMD+C en Mac) para copiar